La importancia de cuidar la biodiversidad mexicana

México es un país con una biodiversidad excepcional. A lo largo y ancho del territorio mexicano es posible encontrar casi cualquier tipo de vegetación y un sinfín de especies animales distintas. Es por esto que México es considerado como un país “megadiverso” –otros países considerados así son Perú, Indonesia, China, Brasil y Colombia–.

Existe un conjunto de condiciones que permiten que existan tantas especies distintas en el territorio mexicano: la historia geológica y climática, así como la compleja composición de sus suelos, la confluencia de dos zonas biogeográficas (la Neártica y la Neotropical) son algunos de los factores responsables de esta diversidad. El territorio mexicano alberga especies tanto tropicales como boreales, y presenta una elevada biodiversidad en los tres niveles clave de estudio: ecosistemas, especies y genes. Se calcula que, a pesar de no contar con un territorio particularmente extenso, nuestro país alberga y contribuye con el 10 al 12% de las especies del mundo.

La biodiversidad en México ha sido un recurso aprovechado tanto para el desarrollo de la población humana como para la investigación; dejando de lado por mucho tiempo su manejo consciente y su conservación. Las actividades humanas son las causas principales detrás del deterioro de los ecosistemas en el país y su efecto tiene consecuencias a nivel mundial. Estos problemas se han vuelto mucho más graves en las últimas décadas debido a la acelerada urbanización, al aumento de la población –incrementando la demanda de espacio, alimento, agua y energía– y la falta de medidas adecuadas implementadas por los gobiernos, el sector empresarial y la población en general en aras de disminuir este impacto.

Una de las principales amenazas para la biodiversidad es el cambio del uso de suelo, el establecimiento de infraestructura y la explotación indiscriminada de otros recursos naturales. Si bien, desacelerar el crecimiento urbano parece prácticamente imposible, lo que sí se puede lograr es una mitigación considerable de sus afectaciones. La información es clave para lograr esto, y Terra tiene todo para asesorarte en el camino hacia un quehacer mucho más sustentable y responsable con el planeta. Cuidar nuestro territorio y la biodiversidad que lo caracteriza es labor de todos, ¡trabajemos juntos por ello!

Fuente: https://apps1.semarnat.gob.mx:8443/dgeia/informe_12/pdf/Cap4_biodiversidad.pdf
Conabio. 2008. Capital natural de México, vol. I : Conocimiento actual de la biodiversidad. Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, México